Bienvenida/o a la Asociación Yo No Renuncio que lucha por una conciliación real
Colabora Hazte socia/o

Quiénes somos

La Asociación Yo No Renuncio es una entidad sin ánimo de lucro impulsada por el Club de Malasmadres para luchar por una conciliación real.

La Asociación Yo No Renuncio nace en 2015 para concienciar sobre la necesidad de una conciliación real. Bajo el lema Yo No Renuncio, a ver crecer a mis hijos y mis hijas ni a mi carrera profesional, miles de mujeres hemos reivindicado la necesidad de visibilizar la maternidad y poner en valor el trabajo que supone cuidar, sin que ello suponga renunciar a nuestro trabajo y a nuestra vida.

¿Por qué luchamos?

Queremos una sociedad en la que ser madre no esté penalizado social y laboralmente. Queremos una sociedad donde el cuidado de los hijos y de las hijas se entienda como una responsabilidad social, no únicamente de las mujeres.

Queremos que las empresas apuesten por medidas de conciliación y corresponsabilidad, que permitan compartir las responsabilidades del cuidado y tener tiempo para desarrollarnos como personas en otros ámbitos, no únicamente en el laboral.

Queremos que exista un pacto social y político que promueva un marco normativo, que permita a las mujeres asumir la maternidad sin un coste personal ni económico a cambio y que permita a los hombres cumplir con su derecho de cuidar.

¿Qué proponemos?

Escuchamos a diario la voz de mujeres que renuncian abandonando su empleo, que renuncian a tener (más) hijos. Mujeres a las que han discriminado laboralmente al convertirse en madres. Mujeres que se sienten solas en la crianza y educación de sus hijos e hijas. Y mujeres que no tienen otra opción que contar con los abuelos y las abuelas para poder asegurar el cuidado de los y las menores.

A partir de esta escucha elaboramos informes con los que pretendemos alzar la voz de todas estas mujeres y analizamos las necesidades, que empresas, sindicatos e instituciones deben atender para promover una sociedad más justa y sostenible.

 

En el ámbito laboral, creemos necesario:

  • Repensar las medidas de conciliación que ponen en marcha las organizaciones con perspectiva de género, abandonando la “neutralidad” que las caracteriza actualmente.
  • Entender las medidas como una política de bienestar para todos y todas, no únicamente para aquellas personas que tienen responsabilidades de cuidado.
  • Mejorar la gestión de los usos del tiempo facilitando la flexibilidad y el trabajo por objetivos.
  • Apostar por planes ambiciosos que pongan los cuidados en el centro de las empresas y permitan desarrollar la vida familiar y personal.
  • Plantear planes de reincorporación laboral tras la maternidad y paternidad que proteja a las mujeres.
  • Medir la productividad de los nuevos modelos laborales que apuestan por la corresponsabilidad para así demostrar que apostar por la maternidad y la conciliación además beneficia a la empresa.
  • Premiar a aquellas empresas que apuestan por políticas de conciliación y planes de igualdad, con incentivos fiscales por ejemplo.
  • Controlar y revisar públicamente el cumplimiento de estas medidas para que no se produzcan abusos.
  • Detectar modelos a seguir que sean ejemplo para otras empresas.

 

En el ámbito familiar:

  • Sensibilizar y concienciar a la sociedad en igualdad de derechos, obligaciones y oportunidades.
  • Concebir el cuidado como una responsabilidad social para que la familia, concretamente la mujer, comparta el trabajo con otros agentes.
  • Trabajar en medidas que promuevan la implicación del hombre en la corresponsabilidad, desde la base del cuidado de los hijos e hijas hasta las tareas doméstico-familiares.
  • Detectar modelos de hombres corresponsables referentes para que sean ejemplo en la sociedad.
  • Trabajar en el cambio de los roles de género, ayudar a las mujeres a delegar y a compartir la carga mental, que es una de las barreras que al final llevan a la renuncia.
  • Valorar social y económicamente el trabajo del cuidado.
  • Educar en valores de corresponsabilidad en las escuelas y hacer equipo educativo con las familias.

 

En el ámbito social y político:

  • Poner en marcha estructuras de cuidado que corresponsabilicen a la sociedad del trabajo reproductivo.
  • Trabajar en un plan de medidas, resultado de una mesa de diálogo impulsada por el Gobierno, que ponga los mínimos de un Pacto de Estado por la conciliación.
  • Escucha activa de las instituciones y el Gobierno de las organizaciones que trabajamos por y para la conciliación.
  • Plantear medidas de gestión del tiempo para descentralizar el tiempo de trabajo productivo.
  • Auditar la brecha salarial y las discriminaciones que se producen en el mercado de trabajo.
  • Trabajar por un plan de familias desde las instituciones que pueda poner en marcha redes de apoyo formales, que faciliten la conciliación.
  • Impulsar campañas de sensibilización desde las instituciones para que la corresponsabilidad esté en el debate social y político.

 

Equipo

Laura Baena

Laura Baena

Fundadora de la Asociación Yo No Renuncio

Maite Egoscozabal

Maite Egoscozabal

Socióloga responsable de Investigación social

Amelia Baena

Amelia Baena

Responsable de contenidos

Berta Izquierdo

Berta Izquierdo

Supervisora creativa

Juan Carballo

Juan Carballo

Marketing estratégico

Carolina Martinez

Carolina Martínez

Responsable de comunicación

Colaboradoras

Iria Maranon

Iria Marañon

Filóloga y editora feminista, autora de “Educar en feminismo”

Merce Brey

Mercè Brey

Consultora, conferenciante y escritora experta en la diversidad.

Vadecuentos

Beatriz Pérez

Directora de Vadecuentos, asociación que promueve la educación a través de la literatura infantil

Paz Gomez

Paz Gómez

Psicóloga y coach

David Blay Tapia

David Blay Tapia

Periodista experto en teletrabajo

Emilia de Sousa

Emilia de Sousa

Experta en derecho, mujer y maternidad

Premios

El Club de Malasmadres

La Asociación Yo No Renuncio nace del Club de Malasmadres, creado por Laura Baena en 2014, que tras su experiencia personal de renuncia, abanderó un movimiento con tres objetivos: desmitificar la maternidad, romper con el mito de la madre perfecta y reivindicar una conciliación real. El Club es una comunidad emocional 3.0 que ya supera el millón de seguidoras.  Además de la conciliación, el Club de Malasmadres aborda temas de interés para las mujeres, madres o no, como salud mental, cuidados personales, infancia, alimentación o educación, y da voz a los temas y movimientos sociales que preocupan a la sociedad española.