Lanzamos la campaña ‘Las madres nos queremos flores, queremos leyes’

‘Las madres nos queremos flores, queremos leyes’, es la campaña que hemos puesto en marcha desde la Asociación Yo No Renuncio por el Día de la Madre en la que queremos reivindicar un más leyes que protejan a las mujeres cuando nos converitmos en madres y más reconocimiento social y económico del trabajo que realizamos al cuidar de nuestros hijos e hijas que son, en definitiva, el futuro de nuestro país. 

Únete y firma nuestra petición para que se reconozca socialmente la maternidad

El 85% de las mujeres declara haberse sentido sola desde que es madre por no contar con los apoyos para conciliar y cuidar mejor. Y 6 de cada 10 hubieran tenido más hijos e hijas si contra con mayor acompañamiento en su maternidad. 

  • Si quieres firmar nuestra petición haz clic aquí.

¿Tiene futuro una sociedad que da la espalda a la maternidad?

Este es uno de los datos que arroja nuestro último estudio ‘Sin Madres No Hay Futuro’ y que respondieron 20.000 mujeres. Unos datos que, junto a otros estudios que hemos realizado desde la Asociación Yo no renuncio, deja en evidencia la falta de apoyo y reconocimiento al trabajo que supone cuidar a los hijos e hijas, que es clave para el futuro de nuestro país. 

¿Hacia qué tipo de sociedad nos empuja esta situación de emergencia?

  • Hacia una sociedad con una tasa de natalidad que cae en picado porque tener hijos e hijas se convierte en un gran coste para las familias, concretamente para las mujeres. Un coste no solo económico, sino también personal y emocional.
  • Hacia una sociedad con problemas de salud mental, que están soportando principalmente las mujeres por la falta de equilibrio entre las esferas laboral, familiar y personal.
  • Hacia una sociedad donde se sigue penalizando a la mujer por ser madre y se le empuja a abandonar el mercado laboral.
  • Hacia una sociedad con desigualdades de género, puesto que son las mujeres las que asumen mayor carga de trabajo total (el trabajo remunerado y el no remunerado).
  • Y, sobre todo, hacia una sociedad en la que las mujeres tienen que renunciar a su desarrollo profesional, al cuidado de sus hijos o incluso renunciar a ser madres.

Por eso abanderamos la lucha por la conciliación, la corresponsabilidad y el reconocimiento económico y social de la maternidad. Somos conscientes de que este problema no se soluciona con una única medida, pero queremos comenzar por una política que sería palanca de cambio y que nos merecemos las madres, ya que el permiso de maternidad lleva congelado más de 35 años y esto tiene que cambiar:

PROPONEMOS AMPLIAR LOS PERMISOS DE NACIMIENTO MÍNIMO HASTA LAS 24 SEMANAS. 

Esta propuesta tiene una justificación más que acreditada por las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, de todas las organizaciones/asociaciones de pediatría y la propia evidencia científica. 

  • Estas 24 semanas se podrían disfrutar hasta los 12 meses del bebé. 
  • A su vez, es una medida corresponsable y consecuente con la necesidad de proteger y facilitar los cuidados tanto del bebé como de la persona que ha parido y de la familia en general. 
  • Creemos importante crear una regulación especial para las familias en las que uno u ambos progenitores sean autónomos, precisamente por el carácter especial de su situación profesional, ya que algunas actividades autónomas tienen aún más complicada, si no imposibilitada, la conciliación.. Especialmente relevante es valorar la excepcionalidad de la intransferibilidad en estos supuestos con el fin de que puedan adaptar el cuidado, teniendo en cuenta las necesidades del bebé y de la/s persona/s autónoma/s y las circunstancias específicas que estos/as trabajadores/as viven.
  • Se propone eliminar la obligatoriedad del disfrute de las 6 semanas inmediatas tras el parto para facilitar la organización familiar según cada circunstancia,  sin suponer sesgo de género o perjudicar la infancia.
  • Para las familias monoparentales proponemos duplicidad del permiso (48 semanas) que se podrían disfrutar 24 por la madre y las otras 24 tanto por la madre como por una persona acreditada de confianza o apoyo, para que el bebé no sufra discriminación en comparación a las criaturas nacidas en familias biparentales.

Además, para fomentar el cambio social y acompañar la maternidad y la crianza, proponemos otras medidas como:

  1. Incentivos fiscales y sello del tiempo para las empresas que compacten las jornadas y fomenten la flexibilidad horaria, el teletrabajo y la adaptación de jornada laboral y así reducir las reducciones de jornada y las excedencias.
  2. Planes de conciliación y corresponsabilidad. Apoyo económico para la formación a empresas de menos de 50 empleados/as para establecer unos planes de conciliación, que favorezcan usos del tiempo saludables para toda la plantilla, acorde con sus necesidades.
  3. Extensión del derecho a la reducción de jornadas para padres/madres de menores hasta 16 años, de manera expresa en el artículo 37 ET para evitar judicializar innecesariamente.
  4. Durante el tiempo de reducción de jornada, mantener la cotización a la seguridad social como jornada completa.

Justificación:

  • 6 de cada 10 mujeres renuncian a su carrera profesional cuando llega la maternidad.
  • La vida laboral de 7 de cada 10 mujeres se ha visto afectada al ser madres.
  • El 37% ha vivido algún aspecto discriminatorio al ser madre.
  • 5 de cada 10 mujeres se siente insatisfecha con el equilibrio de su vida personal, familiar y personal.
  1. Además de la petición que hemos presentado: ampliación de los permisos hasta las 24 semanas por nacimiento o adopción. Las 16 semanas seguirán siendo intransferibles y el resto podrán repartirse como se necesite, teniendo una bonificación en caso de que se repartan equitativamente. También incluimos las siguientes propuestas:
  2. Ayudas económicas directas para compensar la pérdida de ingresos que supone la reducción de jornada laboral, el disfrute de excedencias voluntarias o la suspensión de los contratos laborales para atender al cuidado de familiares o menores a cargo.
  3. Aprobar la acumulación de dos permisos por nacimiento de un hijo/a para las familias monoparentales, como el que tendría una familia biparental, con el objetivo de acabar con la discriminación de los menores, al no poder ser cuidados durante el mismo tiempo.
  4. Crear una Incapacidad temporal posparto,  es decir, una baja laboral, de mínimo 15 días si parto vaginal y de un mes si cesárea, para mejor recuperación de la mujer que ha parido. Esta IT se disfrutará con carácter previo al permiso de nacimiento. 
  5. Aumentar la incapacidad temporal (baja laboral) de carácter especial por gestación que ahora está en la 39 semana, a la semana 37 de embarazo para que más mujeres puedan acceder a la misma, modificando el artículo 169 de la LGSS

Justificación:

  • El 57% de las mujeres asume un coste salarial al convertirse en madre, unos datos que muestran cómo la maternidad nos empobrece.
  • Las mujeres asumen las tareas doméstico-familiares con más carga mental y sabemos que esto nos lleva a un coste emocional muy alto por la falta de corresponsabilidad.
  • La mujer es la principal cuidadora de los hijos e hijas en la fase 0 a 3 años (29%), después de las escuelas infantiles (37%). Y las abuelas (18%) cobran un papel más protagonista que el padre (17%). Cuando son mayores de 3 años, la principal cuidadora cuando los menores están enfermos en un día laboral son las mujeres (el 38% de los casos las madres y el 36% son las abuelas), frente al 8% de las parejas.
  • El 70% de las mujeres declara sentirse sola en la crianza y es la falta de corresponsabilidad el principal motivo.
  • Según datos INE el 30% de las embarazadas ha parido antes de la semana 39. Los permisos prepartos se justifican en la propia necesidad de cuidar de la salud materno-fetal.
  • Los permisos pospartos favorecen la corresponsabilidad social y el compromiso con la maternidad. 
  1. Universalización de las escuelas infantiles de 0-3 años.
  2. Ocho semanas de permiso  retribuido en su totalidad por cuidado hasta que el menor cumpla 8 años, en línea con lo que establecen las directivas europeas. El permiso está en vigor pero sin retribuir.
  3. Incorporar legalmente el concepto de «trabajador cuidador/a», englobando a los que se encuentren en activo, es decir, trabajando. Este tratamiento diferenciado es necesario para instruir a las empresas a respetar las necesidades asociadas al cuidado, así como los beneficios que se pueden obtener en los servicios públicos.
  4. Redes corresponsables de cuidado en los espacios públicos para apoyar a las familias en el cuidado, cuando éstas lo necesiten.

Justificación:

●  Las mujeres en España tienen 1,23 hijos/as por mujer.

●  El 60% de las mujeres desearían tener más hijos/as y el 35% de ellas no los tiene por motivos económicos.

7 de cada 10 declara que tendría o hubiera tenido más hijos/as si contara con medidas de conciliación que no penalizaran su salario

Nuestro objetivo siempre ha sido, desde que comenzamos a alzar la voz en 2015: conseguir un Plan Nacional por la conciliación, que sea el marco que acoja estos cambios tan necesarios para corregir una situación que ya se ha convertido en una cuestión de Estado y en una emergencia social.

Porque ‘Sin madres no hay futuro’ y hay que frenar la Gran Renuncia de las Madres en España. 

14 respuestas a “Lanzamos la campaña ‘Las madres nos queremos flores, queremos leyes’

  1. Estoy totalmente de acuerdo en todo…
    «SIN MADRES NO HAY FUTURO»..

    Gracias por ponernos voz a TODAS..👍💪🥰♥️♥️

  2. Es importante incluir el permiso de lactancia materna para autónomas de forma que se haga cargo la mutua o el estado como un mero trámite más y para todas las autónomas

  3. Otra buena sería que se valorará cuando vas a incorporarte a tu puesto de trabajo si estás físicamente preparada para ello.
    En el mío estoy 6 horas de pie y cargo cajas pesadas, la incorporación tras la maternidad con un grado 2 de prolapso vaginal… Lo pasé fatal. He llegado a ir a urgencias por ver lo que no tenía que estar viendo y que una mujer me dijera que mi trabajo no era bueno para mí afección pero que que se le iba a hacer.
    Más cuidados posparto. Aunque agradezco los esfuerzos por la preocupación sobre la salud mental de las madres tras el parto, olvidan que sin cuerpo tampoco vamos a ningún lado.

  4. Yo sé perfectamente lo que es perder tu vida profesional por ser madre, me parecen unas medidas acertadas pero, como autónoma, que puedo contratar a futuras mamás, no quiero pensar lo que significa dar 24 semanas o 48 semanas de permiso, eso puede arruinar a muchas pequeñas empresasz la seguridad social debería de hacerse cargo de la cotización y los salarios de las madres y padres recientes.
    Por otra parte en la redacción pondría, en vez de p.e. trabajadores/as, lo pondría al revés: as/es.
    Suerte y gracias.

    Nota: mi web temporalmente fuera de cobertura…;-)

  5. Sugiero que la propuesta de las 48 semanas para las familias monoparentales se proponga, de igual manera, cuando el parto es múltiple, para ambos progenitores.
    Por mi parto gemelar tuve la «suerte» de poder disfrutar de 1 semana más, sólo UNA semana por mi segundo bebé.
    Además de lo que físicamente supone un embarazo múltiple, y lo que cuesta recuperarse y organizarse con varios bebés a la vez (que además tienen muchas probabilidades de ser prematuros y estar ingresados un tiempo), las dos semanas que había antiguamente, ahora se reparten entre los progenitores, así que solo disponemos de UNA semana adicional por cada niño «extra» en el mismo embarazo para recuperarnos y estar con los bebés.
    Me parece demencial y una penalización más a los partos múltiples.

    1. Muchas gracias por escribirnos y darnos tu opinión, no sabes lo que nos ayuda a mejorar y a que nuestras propuestas se acerquen más a vosotras. Tomamos nota.

      GRACIAS

  6. Estaría bien, que las mujeres que hemos tenido que dejar de trabajar para hacernos cargo de los hijos tuvieran alguna cotización, parecida a las personas que están cobrando paro y cotizan un 2%.

  7. Mayor inclusión e iniciativas nacionales para las familias monoMarentales…Nadie nos tiene en cuenta y las asociaciones de familias numerosas nos ningunean

  8. Hola,

    Muchas gracias por la información que compartís. Os hago algunos comentarios, por si tenéis a bien incorporarlos en las reivindicaciones de la Asociación.

    En referencia al número 1, no soy partidaria de que se den dineros sin tener en cuenta la renta. Se pueden poner límites amplios, pero que le den 100 eur a Marta Ortega por sus hijos me da que no hace falta…

    En el punto 7, la reducción de jornada para cuidar a personas dependientes ya existe. El problema es que tenga que ser una reducción de jornada con reducción de sueldo. Sería mejor una reducción sin pérdida de sueldo (como la CUME) para todas las cuidadoras de personas dependientes, independientemente de la edad de la persona cuidada y hasta que la cuidadora llegue a la edad de jubilación. Por cierto, las cuidadoras de personas dependientes deberían poder jubilarse mucho antes de la edad ahora establecida. Y se debería poder acceder a estas medidas aunque no hayas podido trabajar, si es que no has trabajado porque has tenido que cuidar a familiares dependientes.

    Echo en falta más medidas para las madres/cuidadoras de personas dependientes. Cuidamos toda la vida 24×7, sin vacaciones, sin descansos, sin sueldo, y hasta que nos morimos. Hay mujeres de 90 años cuidando a sus hijos de 70. Creo que debería haber más medidas para esta realidad extenuante. Por ejemplo, que las madres monoparentales con un hijo con discapacidad ya cuenten como familia numerosa. O que las prestaciones por dependencia no sean ridículas, insuficientes y que se pasen congeladas 12 años.

    En nuestra web encontraréis diversas intervenciones en prensa donde exponemos la situación de las cuidadoras, defendiendo los derechos de nuestros hij@s y los nuestros (somos más del 80% mujeres).

    Gracias por vuestro trabajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *