La Asociación Yo No Renuncio exige al Gobierno medidas que eviten el cierre de los colegios

La Asociación Yo No Renuncio, del Club de Malasmadres, exige al Gobierno que imponga el teletrabajo en todos los casos en que es posible y apruebe las bajas laborales para los madres o padres de menores contagiados. Yo No Renuncio subraya la necesidad de tomar todas las medidas necesarias para evitar el retraso en el reinicio del curso escolar o el cierre de los centros educativos. La Asociación traslada la voz de miles de familias que temen que esta ola de Omnicron castigue, una vez más, a los más pequeños, y perjudique la conciliación de padres y madres de toda España.

Al mismo tiempo, el Club de Malasmadres lanza una campaña en redes sociales con los hashtags #LosNiñosNoSeCuidanSolos #LasNiñasNoSeCuidanSolas, que se puede seguir en Instagram AQUÍ.

Desde el comienzo de la pandemia, la Asociación Yo No renuncio ha venido denunciando la difícil situación que atraviesan las familias, a las que no se les ha prestado ningún tipo de ayuda para poder conciliar. “Hemos pedido reiteradamente las bajas laborales para el padre o la madre de un menor positivo, y no se ha aceptado. Hemos pasado una o varias cuarentenas preventivas, atendiendo a nuestros hijos e hijas en casa, renunciando a nuestro trabajo, ya sea a través de vacaciones o de días sin sueldo”, recuerda Laura Baena, presidenta de la Asociación Yo No Renuncio y fundadora del Club de Malasmadres.

La Asociación considera que un posible cierre de los colegios sería una catástrofe para todas las familias españolas, ya que el colegio es, lamentablemente, la única fórmula para conciliar en España. La Asociación denuncia que no se están tomando medidas fundamentales para evitar la expansión del virus, como el teletrabajo obligatorio. Además del teletrabajo, la Asociación ha venido demandando (a través de su campaña Esto no es Conciliar) medidas a favor de las familias, como las citadas bajas laborales; la adaptación de jornada o su reducción sin pérdida salarial; o la ayuda retributiva para la contratación de personal en aquellas familias en las que los adultos trabajan fuera del hogar.

Según el estudio Yo No Renuncio, casi una de cada cuatro mujeres españolas (22%) ha renunciado a todo o parte de su trabajo durante el último año para cuidar de sus hijos e hijas. De ese 22% de mujeres madres que ha renunciado a todo o parte de su trabajo, un 21% ha cogido excedencias o días sin suelo; un 11% ha solicitado la reducción de jornada al 100%, sin sueldo también; y un 74% ha tirado de sus días de vacaciones para atender a los menores durante las cuarentenas preventivas. 

La encuesta revela también que a un 37% de mujeres madres se les ha denegado la opción de teletrabajar a pesar de realizar tareas compatibles con el trabajo a distancia.

La encuesta pone datos a una realidad que la asociación venía denunciando: las madres son claramente las que están soportando los cuidados. Cuando un niño o niña está obligado a mantener cuarentena preventiva, son las mujeres las que se encargan de cuidarlos/as en el 80% de los casos. 

Desde que estalló la pandemia, la asociación ha realizado un intenso trabajo para evidenciar la ausencia de medidas de conciliación en España. A través de la campaña ‘Esto no es conciliar’, Yo No Renuncio consiguió casi 300.000 firmas pidiendo medidas extras de apoyo, firmas que llevó a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y al ministro de Inclusión, José Luis Escrivá. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.