Las primeras jornadas Yo No Renuncio concluyen que España necesita avanzar en conciliación de forma urgente para frenar la caída de población y la renuncia de la mujer al mercado laboral

Las primeras jornadas Yo No Renuncio, organizadas por la Asociación Yo No Renuncio, concluyen que avanzar por mejorar las políticas de conciliación en España es “urgente” si queremos atajar el invierno demográfico al que se enfrenta el país, frenar la salida de la mujer del mercado laboral y mejorar la calidad de vida de las madres, principales responsables de la gestión doméstica y el cuidado.

Para la asociación, es fundamental crear una Mesa de la Conciliación, que aborde estas políticas como una prioridad, con la misión de aprobar un Plan Nacional consensuado con las empresas, los sindicatos y las familias.

La asociación recibe a diario miles de testimonio de mujeres que se sienten solas en los cuidados, de mujeres que renuncian a su empleo porque no pueden compatibilizarlo con los cuidados (esto se ha agudizado en la pandemia), de mujeres que deciden no tener más hijos o hojas y de mujeres que sufren discriminación laboral.

La conciliación, en España, todavía no se asume como una prioridad política. Es hora de avanzar hacia un gran pacto a favor de la conciliación”, señala Laura Baena, presidenta de la asociación.

Este último fue el caso de Raquel, una mujer que hoy tiene 38 años y dos hijos. Con 35 años y una prometedora carrera profesional como jefa de ventas en una compañía anuncia que está embarazada de su segundo hijo. “Nos viene fatal tu embarazo”, le dijeron. Trabajó hasta el último día antes de la baja y entonces le propusieron renunciar a su baja maternal a cambio de una pequeña subida en el sueldo. Lo rechazó. Cuando se reincorporó le bajaron de categoría y el ascenso prometido se lo llevó un hombre. “Solo tenía ganas de llorar y pensaba por qué había nacido mujer”, asegura Raquel. 

Estos casos ejemplifican la discriminación que mucha parte de la sociedad aún no quiere ver. En las entrevistas de trabajo, las preguntas sobre la maternidad continúan a pesar de ser ilegales.   

Patricia: “A me lo preguntaron en todas las entrevistas que hice en el período en el que buscaba trabajo un año después de casarme. ¡En una llegaron a decirme si podría comprometerme a no tener niños en los próximos dos años!”.

En las primeras jornadas Yo No Renuncio se dieron  las periodistas Cristina Villanueva, Irene Villa, Anne Igartiburu o Charo Izquierdo, la directora de cine Iciar Bollaín; la escritora especializada  en maternidad Esther VivasAlberto Soler, psicólogo clínico y educativo; Mercedes  Wullich, fundadora del ranking de las mujeres Top 100; David Tomas, CEO de Cyberclick; Teresa Jurado, directora del proyecto Implica; Eva Blázquez, viceconsejera de Empleo de la Comunidad de Madrid; Pilar Núñez, directora de la Cátedra UNESCO de Promoción Sociolaboral; Cristina Aragó, profesora de la UNED y experta en teletrabajo; Alex Rovira, experto en desarrollo personal; Margarita Álvarez, fundadora de Working for Happiness, y Ana Sastre, ex directora de Sensibilización y Políticas de Infancia en Save the Children España y actual directora general de Familias en la Comunidad de Madrid.

Colaboradores de las jornadas

Estas primeras jornadas Yo No Renuncio, que tendrán carácter anual, cuentan con el respaldo de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, y con la colaboración de la revista Woman, la Cadena SER, 20 Minutos y Esade Women Initiative.

Más información: jornadasyonorenuncio.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.