Laura Baena subraya que “ha llegado la hora de valorar social y económicamente la maternidad»

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y la presidenta de la Asociación Yo No Renuncio, Laura Baena, compartieron una breve charla para abrir nuestras Segundas Jornadas ‘Yo No Renuncio’, donde analizamos qué avances y qué retos sigue teniendo la maternidad y la conciliación familiar. 

“En esta pandemia hemos visto cómo la renuncia aumentaba y cómo las mujeres costeamos con nuestros sueldos y nuestra salud mental la falta de estructuras de apoyo”, destacó Laura Baena durante la presentación del evento. En su opinión, “ha llegado la hora de valorar social y económicamente la maternidad. Ya no podemos esperar más”. Baena pidió “flexibilidad” y una legislación con perspectiva de género para “conseguir conciliar y apostar por una sociedad sostenible”. “Nos lo debemos a nosotras mismas, pero también a nuestras hijas para que el día de mañana ellas sí puedan elegir y no tengan que renunciar”, añadió. 

Nadia Calviño coincidió con la presidenta de la Asociación Yo No Renuncio en que la “una sociedad sin hijos es una sociedad sin futuro y tenemos que impulsarlo colectivamente, desde el conjunto de la sociedad». Si bien reconoció que durante los últimos años se han producido grande avances, sostuvo que este Gobierno mantiene una firme apuesta por la igualdad y, de hecho, uno de los cuatro grandes ejes del Plan de Recuperación está dedicado a la igualdad de género.

Calviño destacó que, después de la pandemia, “la mayoría de las empresas se han dado cuenta que las personas son más productivas con el teletrabajo y además que se ahorran coste” pero apuntó que “no puede desaparecer esa dimensión presencial”, que perjudicaría e “invisibilizaría” a las mujeres. “En el equilibrio está la virtud”, añadió.

En su opinión, la pandemia ha puesto al descubierto que “el pilar básico del funcionamiento de la economía son los colegios y que, efectivamente, tenemos que cuidar mucho más la educación de 0 a 3, la educación de nuestro país”.

La consejera de Igualdad de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz, destacó que “no puede existir corresponsabilidad si no la conseguimos con los hombres» y subrayó que hace falta una agenda transversal de políticas públicas seria y transversal”, para lo que su departamento ultima el  Primer Plan Estratégico de Conciliación de Andalucía, que pronto verá la luz.

“Para mi es importantísimo estar aquí para visibilizar el papel de la mujer y madre en el deporte”, destacó Ona Carbonell, protagonista involuntaria de una polémica al contar en público que los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio no le permitieron convivir con su bebé lactante. “No esperaba la repercusión que tuvo el video que grabé”, añadió. Destacó la importancia de contar con un entorno que te ayude y dé confianza. En su caso, ha sido su entrenadora y su familia las que han permitido cumplir su sueño de ser madre y no renunciar a su carrera.

La presidente de la Federación de Mujeres Directivas (Fedepe), Ana Bujaldón, se preguntó “¿por qué cada sector que se feminiza, como el de los cuidados o el sanitario, se precariza automáticamente? Son barreras que impiden mejorar y afecta a la jubilación» y, finalmente, a la calidad de vida de las mujeres. «La clave es el poder, necesitamos más poder, que se consigue con recursos, influyendo y aceptando que es el siglo XXI y que las mujeres no podemos seguir cargando cosas en la mochila: hijos, renuncia, cuidados…», añadió.

 «Esa naturalización de los cuidados que se nos ha enseñado a las mujeres, que se hace por amor a la familia, ha sido muy útil para el sistema, son esos cuidados que sustentan la economía y que se resuelve en lo privado», destacó la periodista y escritora Ana Requena.

Para Octavio Salazar, catedrático de Derecho Constitucional y autor de ‘La vida en común’, entre otros, sostuvo que “la mayoría de la mujeres jóvenes viven en un espejismo de igualdad y creen que cuando les hablas de cuestiones de igualdad es algo del pasado. Muchas solo toman conciencia cuando le enseñas datos y realidades», añadió.

«La globalización ha creado una uniformidad que ha creado como efecto colateral que se quieran referentes más cercanos como los nacionalismos y también se han polarizado los discursos», apuntó Carmen Posadas. «Somos las mismas mujeres las que queremos abarcarlo todo, durante años he repetido mucho ‘tengo que’ y es una autoexigencia tan exagerada que crea angustia. Vamos a relajarnos, también tenemos derecho a disfrutar», añadió la escritora.

«Nuestra sensación, desde la Fundación Más Familia, es que sí que es verdad que la pandemia ha supuesto un antes y un después, pero lamentablemente estamos dando pasos hacia atrás, no en nuestras entidades que sí trabajan por la conciliación», destacó Isabel Hidalgo, directora de Comunicación de Más Familia.

“Algo tiene que cambiar, no podemos concebir el desarrollo económico sin un crecimiento social que lo acompañe», destacó Sandra Moreu, directora de Recursos Humanos de Nutrición Especializada de Danone España. “Es muy importante transmitir a las personas que trabajan la parte de conciliación, gestión de horarios y separar vida personal y profesional y la confianza para que se sientan bien en esa conciliación», apuntó.

La clausura corrió a cargo de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que alabó la capacidad de Malasmadres de integrar a los hombres y a todos los tipos de mujeres y madres en el proyecto. “Soy feminista, cómo no voy a serlo, cuando me he levantado de mesas porque no quería perderme la función de mi hija; si soy madre de tres hijas y no quiero dejar de ser vicealcaldesa”, destacó Villacís.

Las jornadas giraron en torno a una pregunta, “¿Qué pasaría si la maternidad no fuera invisible?”, que da título a esta segunda edición de las jornadas, y reunieron a expertas y expertos de primer nivel de diferentes ámbitos en tres mesas de debate. Entre los ponentes figura Octavio Salazar, catedrático de Derecho Constitucional; la escritora Carmen Posadas; la presidenta de Fedepe (Federación Española de Mujeres Directivas), Ana Bujaldón; la consejera de Igualdad de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz; la periodista y escritora Ana Requena o la medallista olímpica Ona Carbonell, entre otros.

Las jornadas han sido posibles gracias a la colaboración de Danone, primera Marca Yo No Renuncio, al Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid y al Instituto de la Mujer, de la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía, con el apoyo de la Fundación Telefónica.

Si quieres saber más, entra www.jornadasyonorenuncio.com.

Puedes verlas enteras en el canal de Youtube del Espacio Fundación Telefónica pinchando AQUÍ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.